Jacob Damkani es un evangelista israelí, ampliamente conocido por su valentía y pasión para compartir el evangelio y quien afirma que los visitantes cristianos a Israel deberían también compartir su fe con el pueblo judío con arrojo y osadía.

“El clamor de mi corazón es el de animar a los santos de las naciones a que se levanten en su llamado bíblico de provocar a celos a los judíos con el evangelio de la verdad”. Estas fueron las declaraciones de Damkani en una entrevista cedida a KNI. “Se les han dicho muchas mentiras a gran cantidad de cristianos que aman Israel y que quieren bendecir al pueblo judío”.

Damkani, quien también dirige el Hotel Gilgal de Tel Aviv, se preocupa de que, por causa de “falsedades”, muchos cristianos han sido silenciados. Se les ha dicho, por ejemplo, que por causa de atrocidades cometidas en el pasado en el nombre de Cristo, no pueden compartir su fe y que además, Dios estableció el Antiguo Pacto con Israel y el Nuevo Pacto con los gentiles, informó.

“Estas cosas no son ciertas”, insistió Damkani.

“Es desgarrador ver cómo la mayoría de los verdaderos cristianos harían cualquier cosa por Israel pero se niegan a compartir el evangelio de la gracia con Israel, quien se lo dio a ellos en primer lugar”, expresó Damkani.

El propio recorrido de fe de Damkani ha sido extraordinario. Apenas recientemente se ha recuperado de asuntos de salud con riesgo para su vida, y por la gracia de Dios, su energía y fuerza continúan en aumento.

Damkani nació en 1952, hijo de una familia judía de la Galilea. Se convirtió a los 25 años mientras se encontraba viviendo en los Estados Unidos. Atrapado en una vida de rebelión y crimen, se fue de Israel en el año de 1974 para escapar de la policía. Estando en Nueva York, conoció a un cristiano norteamericano que le explicó que las Escrituras del Antiguo Testamento que hablan del Mesías fueron cumplidas en Yeshua.

Después de una larga búsqueda, Damkani recibió a Yeshua como su Señor y Salvador en 1977. Regresó a Israel en 1981 con una pasión por el Dios de Abraham, Isaac y Jacob – y con un anhelo de compartir las Buenas Nuevas con su pueblo para su salvación. La historia completa de Damkani puede ser leída en su libro “Why Me” (“¿Por qué yo?”), disponible aquí.

En 1984, Damkani fundó Trumpet of Salvation to Israel (Trompeta de Salvación a Israel), un ministerio que está “dedicado a llevar al Mesías Judío al Pueblo Judío en su contexto Judío, para que el pueblo del pacto de Dios, reconozca su propio Mesías.”

El propósito de Trompeta de Salvación es el de equipar cristianos para que compartan el evangelio con israelíes para luego llevarlos a las bases del ejército, los mercados, las playas y las calles para que compartan las Buenas Nuevas de la manera más efectiva.

“Dios ha comisionado a Trompeta de Salvación para que movilice a los santos de las naciones a cumplir su comisión en llevar de vuelta el evangelio al pueblo judío”, compartió Damkani.

Damkani le pide a los cristianos que entiendan que, no sólo el pasado está perdonado, sino que “Israel está abierta al evangelio – más abierta que nunca antes”.

También explicó cómo los judíos entienden a Dios. “En amplios sectores del mundo cristiano, todo el énfasis está en Jesús. A Dios el Padre no se le menciona ni se le alaba mucho. Esto presenta un problema para los judíos porque, mientras los creyentes entendemos que Dios y Jesús son uno, los judíos no poseen ese entendimiento.” Explicó Damkani.

Si ustedes no le hablan a los judíos sobre Dios el Padre, quien fue quien les prometió el Mesías, ellos piensan que ustedes quieren que ellos renuncien a su Dios por el de ustedes”.

Basado en su propia experiencia, Damkani comprende bien el mensaje que los judíos necesitan escuchar. “El argumento que dice que Israel no necesita el Evangelio porque Pablo menciona que todo Israel será salvo es una terrible mala interpretación”, comunicó. “Toda  la esencia del evangelio consiste en el Dios de nuestros ancestros. Yeshúa es aquel que Dios prometió y no alguien que inventaron los gentiles. Al compartir el evangelio con los judíos, debemos siempre apuntar a Dios el Padre, quien les promete salvación y reconciliación con el Mismo”.

Una idea equivocada es que la evangelización en Israel es ilegal. Una razón para decir esto es debido a que el Ministerio del Interior ha negado la entrada a Israel a personas basándose en la sospecha de “actividad misionera”. Sin embargo, aunque es ciertamente ilegal ofrecer recompensa material a cambio de una conversión y de enseñar el evangelio a menores sin el consentimiento parental, el evangelizar es de hecho una actividad legal.

“Israel goza de libertad religiosa y de expresión. Aquellos que se oponen a nosotros son menos del 2 por ciento de la población de Israel”, aclaró. “No obstante, estos que están en nuestra contra han conseguido intimidar a los creyentes, bombardeándoles con temor de compartir el evangelio. Esto es muy doloroso.”

“Los cristianos necesitan algo de valentía y obediencia cuando Dios les llama a compartir el evangelio.” manifestó Damkani. “Predicar el evangelio en un mundo decadente es la cosa más grande que pueda dar vida – bombea y surte vida en nuestros propios corazones.”

Una nueva película que retrata, de manera ficticia, la vida de Damkani, será estrenada este año. La película, ‘New Spirit’ (‘Espíritu Nuevo’), es una producción israelí dirigida por el cineasta Doron Eran. Un teaser de la película puede ser vista aquí y el trailer puede ser visto aquí.

“La película Espíritu Nuevo, muestra las maravillosas cosas que Yeshúa puede hacer en la vida de cualquier ser humano”, Damkani expresó.

Espíritu Nuevo es la continuación del documental biográfico de la vida de Damkani, titulado ‘The Messenger’ (‘El Mensajero’), que fue bien recibido en Israel. Los lectores pueden ver un trailer de El Mensajero aquí o comprar un DVD con subtítulos aquí.