Gran parte del mundo solo conoce Israel por lo que ve en las noticias de la televisión o lee en Internet. Por lo general incluye imágenes de violencia y palabras como "oprimidos". ¿Pero realmente cómo es estar en Israel?

Basado en los programas de noticias, muchos no esperan ver restaurantes, centros comerciales y gente ocupada con su vida diaria. Pero eso es exactamente lo que acoge a los visitantes del centro comercial popular de Mamilla en Jerusalén, a las afueras de las murallas de la Ciudad Antigua.

CBN News habló con turistas primerizos sobre sus percepciones antes de salir y la realidad que vivieron después de su llegada.

"¿Qué le dijo la gente cuando dijo que venía a Israel?" le preguntó Chris Mitchell de CBN News a un visitante.

"Lo cuestionaron. Dijeron, ¿realmente desea hacer eso? ¿Es seguro?” contestó Craig Harris.

“¿Le dijeron que estaba loco?” preguntó Mitchell.

“Ese fue un comentario muy común: 'está usted loco,'” dijo su esposa, Kristine. “Y yo dije: `No, nada me va a parar.' La gente no podía convencerme de no hacerlo.”

“Y ¿cómo se sentía antes de venir? ¿Cómo fue?” preguntó Mitchell.

“Probablemente un poco aprensivos pero emocionados,” dijo Harris. “Sabe, no nos aguantábamos las ganas por ver por donde Cristo había caminado. Fue más de lo que esperaba. Fue increíble.”

Algunos sentían que el venir a Israel podría enviar un mensaje para combatir el crecimiento del terrorismo.

"Tuve algunos amigos que dijeron: '¿Por qué no vienes?'" dijo Judy Newcum. "Y pensé: 'No estoy segura si debo ir y puede ser un poco peligroso' y entonces pensé: 'Dios mío, la vida es peligrosa.' De veras, vine de la maratón de Boston. Quiero decir, que hay tantas cosas sucediendo, no me voy a preocupar por ello."

"Si usted se detiene, los malos ganan. Es ridículo," añadió Chutz.

Tuvia Zaretsky organizó su recorrido con miras a la historia y a la actualidad.

"Sabe, yo les dije que quería venir aquí y mirar el mundo que está aquí y la gente que está aquí, los lugares donde los acontecimientos de la Biblia ocurrieron,” dijo Zaretsky. "Y para ellos ha sido una experiencia que les abrió los ojos. Y es en el contexto de Israel en la actualidad."

Samuel Smadga, fundador de Sar-El Tours, ha dirigido tours aquí por más de 20 años.

"Israel no viene dentro de la categoría de un destino turístico," dijo Smadga. "Israel no son las Bahamas. Israel no es ni siquiera París. Israel no es ni siquiera Roma. Creo que Israel es el escenario de su fe. Y creo que el venir a Israel le animará en su caminar con el Señor."

¿Y cómo fue después de que estos turistas dieran su salto de fe para venir a Israel?

"Los israelíes realmente se han organizado bien. Uno se sentía muy cómodo," dijo Chutz. "La gente es maravillosa. Son muy profesionales, muy amables y realmente quieren hacernos sentir bienvenidos. Es una ciudad muy sofisticada y cosmopolita."

"Así que cuando llegamos acá, había tanta paz. Todo el tiempo que hemos estado aquí, nunca me he sentido insegura," dijo Kristine Harris.

Y ellos sabían que Israel ha estada viviendo su propia ola de terror.

"Nos dijeron que hay lugares a los que definitivamente uno no quiere ir, pero hay lugares en cualquier ciudad de los Estados Unidos a los que uno no quiere ir", comentó Chutz.

El alcalde de Jerusalén Nir Barkat dijo que pese a la violencia actual, Jerusalén es una ciudad más segura que la mayoría.

"Tenemos la mejor policía del mundo", le dijo Barkat a CBN News. "Tenemos las mejores fuerzas de seguridad. Y por capital, somos tan seguros como Londres cuando realmente se comprueban los números.”

"En realidad, cuando vuelo a América, oro que vuelva seguro a casa aquí a Jerusalén porque el índice de criminalidad en América es seis veces más per cápita que en Jerusalén," dijo Barkat.

Y ¿cómo se sintieron estos peregrinos cristianos después de caminar en los pisadas de Jesús?

"Fue muy conmovedor.  Se me llenaron los ojos de lágrimas varias veces," dijo Craig Harris. "Nada se compara con caminar donde caminaba Cristo."

"Creo que jamás leeré la Biblia de la misma manera otra vez", dijo Newcum. "He sido tan conmovida por estar aquí. No lo cambiaría por nada."

También le dio vida a la Biblia.

"Para mí en verdad relacionó el Antiguo con el Nuevo Testamento de formas que yo no lo podría haber hecho si no hubiese venido acá y hubiese visto la geografía y apreciado la historia," dijo Kristine Harris. "Sentí que el Señor estaba conmigo en todo este viaje y Él ha estado hablando a mi corazón y está haciendo un buen trabajo ahí dentro. Tampoco lo cambiaría por nada. Estoy tan feliz que vine. "

"De verdad creo que después de uno venir a Israel, nunca será el mismo por varias razones", dijo Smadja. "En primer lugar, usted leerá la Biblia con un entendimiento diferente. Usted podrá visualizar lo que sea que lea. Y usted será capaz de entender el trasfondo judeo/cristiano de la Palabra de Dios. Y vera que tan profunda es su fe. Y mi oración es que cuando usted venga a Israel, saldrá de aquí orando por la paz de Jerusalén."

¿Y qué le dirían estos cinco visitantes a aquellos que les advirtieron no venir?

"Les diría: tienes que ir, es increíble," dijo Chutz.

Newcum estaba de acuerdo.

"Es seguro y es una experiencia maravillosa," dijo ella.

"Ya estamos hablando de venir una segunda vez y traer a los hijos y a los nietos porque de verdad queremos que vivan la experiencia de estar aquí, porque no hay nada en verdad como estar aquí," dijo Craig Harris.

Este artículo originalmente apareció en CBN News, el 3 de enero de 2017 y fue publicado con permiso.