En todo el mundo, el viernes 27 de enero, desde la ONU hasta Israel y más allá, las comunidades están conmemorando el Día Internacional en Memória del Holocausto para recordar a los 6 millones de judíos, 2 millones de cristianos, gitanos y discapacitados que fueron sistemáticamente ejecutados a manos De los nazis.

El día internacional marca la liberación de los campos de concentración de Auschwitz y Birkenau en Polonia en 1945. Israel conmemora el Holocausto, Yom HaShoá, según el calendario judío del 27 de Nisan, ocho días antes de Yom Ha'atzma'ut, Día de la Independencia de Israel . El calendario coincide parcialmente con el levantamiento del ghetto de Varsovia el 19 de abril de 1943.

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu se dirigió a una reunión internacional en el 26 de enero en el Centro Conmemorativo del Holocausto Yad Vashem.

"En pocos años, 6 millones de nuestro pueblo fueron borrados, literalmente incinerados. Y las fuerzas del mal habían construido una industria de asesinatos en masa ", dijo. "Así que, recordando a las víctimas y este crimen, nunca debemos olvidar las raíces de nuestro mayor desastre: el odio insaciable por el pueblo judío. Este odio culminó con el asesinato, pero comenzó con intolerancia ".

Netanyahu advirtió que el antisemitismo que impulsó el Holocausto todavía existe y se está haciendo más fuerte en algunos lugares.

"El Holocausto, gracias a Dios, está detrás de nosotros, pero el odio y la intolerancia que lo impulsó no lo está. El antisemitismo, que es el odio más antiguo del mundo, está experimentando un renacimiento en el Occidente iluminado; lo puedes ver en las capitales europeas, simplemente increíble. El surgimiento del antisemitismo, el resurgimiento del antisemitismo que está ocurriendo, y pocos habrían imaginado que esto sería posible hace unos años ".

Irán, sin embargo, sigue siendo el mayor peligro de Israel, dijo el Primer Ministro.

"Quiero que piensen en un régimen que declaró abiertamente su intención de eliminar a todo negro, cada gay, cada europeo. Creo que todo el mundo estaría indignado, y con razón ", dijo. "Pero cuando un régimen simplemente llama a exterminar a todos los israelíes -que es lo que dicen día tras día, sus líderes más prominentes, lo dicen-, ¿qué encontramos? Un silencio ensordecedor”.

Netanyahu dijo aún que ha hablado con el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre la "agresión iraní" y el compromiso del régimen de destruir el estado judío.

"No podemos y no permaneceremos en silencio ante el objetivo declarado de Irán de destruir a Israel", dijo.

Israel no sólo está luchando contra un régimen que pide su destrucción, sino un creciente movimiento de negadores del Holocausto. El gigante de la búsqueda en Internet, Google, ha sido criticado por las búsquedas sobre el Holocausto que en su lugar presentaron páginas de neonazis que negan el Holocausto. Google afirmó que modificó su algoritmo para que el primer elemento en respuesta a "Hizo el Holocausto ..." no sea un neonazi que niega el Holocausto.

Pero el site Forward.com afirma que "los servicios de la compañía más grande del mundo siguen siendo, de hecho, ayudando a los neonazis a difundir su propaganda".