El noviembre pasado incendios devastadores asolaron partes de Israel destruyendo más de 20.000 hectáreas de suelo forestal y cientos de casas, provocando que el gobierno declarara un estado de emergencia.

Pero en medio de esta crisis, los creyentes locales se han acercado para ayudar. Varios ministerios, congregaciones y organizaciones humanitarias están haciendo realidad las enseñanzas de Yeshúa de dar ropa, techo y consuelo a aquellos en necesidad.

Haifa

La ciudad costera de Haifa en el norte fue la más afectada con más de 500 apartamentos y casi 80 edificios totalmente destruidos. Unos 1.600 residentes se quedaron sin casa y un cuarto de la población de Haifa, en 11 barrios, fue evacuada. Tan sólo en Haifa, los daños están estimados en 5 mil millones de shekels, una pérdida que se le suma a una ciudad que todavía ha de recuperarse del incendio del Monte Carmel. Al sur de Haifa en Zikhron Yaakov, 30 casas sufrieron daños y 10 fueron completamente destruidas.

No obstante, buenas noticias comienzan a salir de Haifa. La congregación de habla árabe bajo el Pastor Yousef Dakwar preparó y distribuyó sándwiches a bomberos luchando contra el incendio. Kehilat HaCarmel y Kerem-El, ambas congregaciones mesiánicas, dieron apoyo a las familias evacuadas de la comunidad – incluyendo a algunos de sus propios miembros. Otras congregaciones en Haifa y en el norte también brindaron ayuda humanitaria.

Vladimir Tsapar, un pastor de Kehilat HaCarmel quien está supervisando la ayuda de la congregación a causa del incendio, informó a KNI que cuatro familias de la congregación estaban entre las que fueron evacuadas.

Tsapar dijo que mientras los daños eran mínimos, la congregación está ayudando a facilitar la desafiante transición de regresar a la 'normalidad', incluyendo la de una madre soltera con dos hijos y otras familias con hijos que perdieron mucho a causa de los incendios.

"Ropa, útiles escolares y juguetes es de lo que más se necesita en este momento. El gobierno ha sido sorprendentemente solidario, entonces estamos estableciendo relaciones con funcionarios del gobierno y la municipalidad de Haifa para encontrar la mejor manera de proveer para todas las familias pasando necesidad," dijo Tsapar. "Estamos mirando y orando para identificar cuál es la mejor forma de facilitar y traer ayuda a las familias que han sufrido, y por supuesto tenemos que ser mayordomos sabios de los recursos y donaciones que se nos entregan."

Yad HaShmona 

En el centro del país, a las afueras de la capital de Israel, Jerusalén, los incendios arrasaron en las colinas forestales. Los residentes de Yad HaShmona, un moshav (una cooperativa de una comunidad agropecuaria) mesiánico, estaba en alerta alta toda esta semana mientras estaban a la espera de órdenes de evacuación que afortunadamente nunca llegaron. Nataf, una comunidad residencial vecina, fue menos afortunada sufriendo tremendos daños y pérdidas. Los residentes de Yad HaShmona recibieron a los evacuados de Nataf, dándoles albergue en el hotel del moshav y alimentándolos en su restaurante.

Desempeñando un papel fundamental en los esfuerzos de rescate, un grupo de hombres del moshav estableció un grupo que apodaron como los “Bomberos de Yad HaShmona.” Este grupo de creyentes mesiánicos trabajó en conjunto con el departamento de bomberos y los servicios de rescate de Israel apagando incendios en las colinas de Jerusalén como también protegiendo al moshav de daños que pudiera causar el incendio.

El grupo continuará entrenándose y trabajando como un equipo antiincendios para estar listos a apoyar si surge la necesidad en el futuro. Entretanto, están recaudando fondos para equipos, incluyendo extintores y un camión de bomberos que sirva al moshav y a las comunidades vecinas.

La Sociedad Bíblica

Adicionalmente a sus proyectos cotidianos, La Sociedad Bíblica en Israel, fundada en 1949, también extendió una mano amiga a las víctimas de los incendios.

“Queremos dar un testimonio del amor de Cristo por medio de esta ayuda,” le dijo Victor Kalisher, director general a KNI. “La gente perdió todo lo que tenía – no sólo sus propiedades sino también todas las cosas que eran cercanas a sus corazones: fotos familiares, cuadros, documentos, Biblias, libros, etc.”

Una víctima, una sobreviviente del Holocausto, perdió su casa entera. Otra, un hombre judío ortodoxo, cuya casa sufrió graves daños cuando el tejado se derrumbó, encontró entre los escombros un trozo de papel quemado del Libro de los Salmos lo cual tomó como una señal de esperanza y que Dios es bueno.

En la medida que llega el invierno, La Sociedad Bíblica está ayudando de manera financiera y práctica mientras la gente reconstruye sus casas. También están donando juguetes y bicicletas para niños que lo han perdido todo y Biblias nuevas que remplazan las que fueron destruidas en el incendio.

“En un caso dimos ayuda financiera y un Antiguo Testamento. La propietaria de una casa que sabe que somos judíos mesiánicos preguntó si esta Biblia contiene ambos el Antiguo y Nuevo Testamentos,” dijo Kalisher. “Le dije que trajimos una Biblia que sólo tuviera el Antiguo Testamento ya que no queríamos que ellos pensaran que utilizamos esta oportunidad para demostrarles nada más que nuestro amor y cuidado por ellos. Luego ella respondió, ‘Quiero una biblia con un Nuevo Testamento, es hora de que lo lea.’”

Joseph Project

The Joseph Project (El Proyecto José) es el importador más grande de ayuda humanitaria en Israel. Ya que tienen un alcance nacional está ubicado de manera única para ayudar en el trabajo de recuperación y distribuir bienes donados por todo el país.

La organización ha distribuido mantas, muebles, camas, ropa de cama y ropa. Algunos de los beneficiarios eran de Ma’ale Adumim donde un incendio destruyó seis apartamentos de inmigrantes etíopes y puso a 12 personas en el hospital.

Benni Kashriel, el alcalde de Ma’ale Adumim, escribió: “Deseo expresarle mi gratitud y reconocimiento por su contribución generosa y disposición a ayudar las familias devastadas por los incendios en nuestra ciudad. Ahora pueden regresar a sus casas y restablecer sus vidas con mucha dignidad y bajo condiciones justas. Que Dios les bendiga mientras siguen difundiendo la misericordia en Israel. Gracias en nombre de nuestra comunidad.”

Jim Schutz, director ejecutivo de The Joseph Project, nos dijo que están recibiendo solicitudes nuevas cada día. Una fue de una familia de Haifa con cinco niños cuya casa fue totalmente reducida a cenizas. Después de recibir camas nuevas para su apartamento arrendado temporalmente, la madre respondió: “Muchas gracias por acogernos en un momento en el que cualquier apoyo es profundamente necesitado y apreciado.”

Daños por incendios en toda la Tierra Santa

Los bomberos lucharon contra casi 2.000 incendios en una semana, 40 de los cuales fueron clasificados como incendios graves requiriendo al menos 10 equipos para contener las llamas. Alrededor de una docena de países respondieron enviando equipos y personal antiincendios para apoyar a las atribuladas fuerzas de rescate de Israel.

Después de investigaciones, detenciones y confesiones, los investigadores confirmaron que la mayoría de los incendios fueron causados intencionalmente. Después de un verano árido prolongado, la tierra reseca estaba vulnerable y las llamas se agravaron por los vientos extremadamente fuertes. Los incendiarios se aprovecharon de la situación para causar estragos.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” (Romanos 8:28)

Nota del editor: Para los que estén interesados en apoyar el trabajo de socorro, hagan clic sobre el enlace específico encima de la congregación o ministerio para obtener su información de contacto. Cualquier pregunta adicional puede ser enviada a admin@kehilanews.com.