La tan esperada  llegada de dos aeronaves F-35 Lightning II a la Base Nevatim de la Fuerza Aérea cerca a Beersheva "representa un salto cuántico en capacidad de dominio aéreo” de acuerdo a los fabricantes americanos Lockheed Martin.

La llegada de la nave de alta tecnología fue retrasada por la niebla entre Italia e Israel, pero el primero de los dos aviones finalmente aterrizó el lunes 12 de Diciembre en la noche.

La selección de dignatarios presentes para dar bienvenida a los aviones incluía al Primer Ministro Netanyahu, Presidente Rueven Rivlin, Mayor General de la Fuerza Aérea de Israel Amir Eshel y al Secretario de Defensa de EE.UU. Ash Carter. Su presencia destacaba la importancia estratégica de la llegada de la aeronave militar más avanzada y costosa en el mundo ($100 millones cada una), para cuya adquisición contribuyó substancialmente Israel Aerospace Industries y Elbit Systems Ltd.

"Israel es su mejor amigo en el Medio Oriente, y creo que más allá del Medio Oriente," dijo Netanyahu al agradecer al Presidente de los EE.UU. Barack Obama, mientras los aviones de combate estaban por llegar. "Quiero decir claramente — cualquiera que está pensando en atacarnos será atacado. Sólo la fuerza trae disuasión, sólo la fuerza trae paz."

El objetivo de la adquisición es, "atacar lugares que no siempre podemos atacar," de según el Teniente Coronel Yotam, comandante del Escuadrón Adir.

En definitiva, Israel comprará 50 de estos aviones.

La aeronave es capaz de evadir los sistemas de defensa de misiles S-300 fabricados por los rusos, ubicados tanto en las instalaciones nucleares Fordow de Irán y en Siria, aumentando la posibilidad de un ataque israelí sobre la capacidad de armas nucleares de Irán que avanza rápidamente.

En una misión encubierta en 2007, aeronaves F-15 y F-16 utilizaron sistemas interferentes electrónicos para destruir un reactor nuclear secreto en Siria cerca a la frontera turca. Sin embargo, atacar las instalaciones iraníes, tendría implicaciones más amplias.

La compra F-35 recuerda el desarrollo británico del avión de combate Spitfire en la Segunda Guerra Mundial, cuya velocidad y agilidad fue la clave para cambiar el curso de la guerra contra el Luftwaffe alemán muy superior, de manera muy notable en la Batalla de Inglaterra, de acuerdo a los historiadores.

Tal vez la competencia más grande para el F-35 de hoy sea el avión de combate furtivo (stealth) chino J-20.

"El F-35 combina características de aeronaves de combate de quinta generación: funciones de sigilo (stealth) avanzadas, sistema de aviónica integrada, fusión de sensores y apoyo superior de logística," afirma Lockheed, "con el conjunto de sensores integrado más potente y completo que haya tenido cualquier aeronave de combate en la historia. Las funciones de sigilo avanzadas del F-35 permiten que los pilotos puedan penetrar áreas sin ser detectados por radares que aviones de combate anteriores no pueden evadir.”

Algunos dicen que el profeta Isaías se refería a aeronaves como el F-35 cuando escribió hace unos 2.700 años:

"Como aves que revolotean sobre el nido, así también el Señor Todopoderoso protegerá a Jerusalén; la protegerá y la librará, la defenderá y la rescatará."

Isaías 31:5