La visita del líder católico de Inglaterra y Gales a la Franja de Gaza fue de ánimo para los 1.200 cristianos restantes del territorio, quienes conforman menos del 1 por ciento de los 1,8 millones que habitan en el enclave.

Esta comunidad, en la tierra del nacimiento de Jesús, llegó a contar con 3.000 personas, pero ha estado disminuyendo rápidamente debido a la emigración.

El cardenal Vincent Nichols visitó Gaza por primera vez en 2014, su primer año en el cargo, expresando preocupación por las víctimas del conflicto de 2014 entre Israel y Hamas, el cual duró 50 días y resulto en la muerte de 2.200 palestinos y 66 israelíes.

Durante la misa del domingo en la Iglesia de la Sagrada Familia, elogió a los creyentes por su fe firme en medio de las circunstancias extremadamente desafiantes y oró por la protección de la comunidad.

"Cada vez que visito este lugar, soy muy animado: tengo una gran admiración por la manera en que la comunidad cristiana vive aquí," dijo Nichols.

A comienzos de su carrera, el sacerdote, quien originalmente quería ser un camionero, defendió a los pobres en Liverpool y a las víctimas de abuso infantil dentro de la Iglesia Católica. Ahora en el cargo más alto dentro de la Iglesia Católica en el Reino Unido, ha desarrollado un interés por los asuntos de la comunidad religiosa más marginada de Gaza – la mayoría de los palestinos cristianos acusa a la iglesia en general por descuidar esa población mientras se enfocan en los judíos y en el sionismo.

Como minoría religiosa, los cristianos en Gaza están sujetos a un sinnúmero de circunstancias completas en el enclave costero. Están en la misma línea de fuego que la mayoría de la población musulmana en el conflicto entre Israel y Hamas. Hamas, por momentos, ha ocupado casas cristianas cuando disparan a fuerzas israelíes para atraer disparos en respuesta sobre esos hogares. Los cristianos también han sido encarcelados por comer en público durante Ramadán. En 2012, cinco colegios cristianos en Gaza fueron cerrados por ser mixtos – los únicos colegios mixtos en Gaza. Incendios, secuestros y conversiones forzadas dieron lugar a protestas públicas por la comunidad cristiana en 2012.

"Aunque los cristianos son tolerados en gran medida por el islamista Hamas, los derechos de los cristianos no son ni respetados ni protegidos en Gaza," reportó Open Doors, una organización que apoya a los cristianos perseguidos. "Además de esta discriminación, los cristianos afrontan amenazas de grupos de vigilantes radicales islámicos.|"

Gaza tan sólo tiene una iglesia evangélica, la Iglesia Bautista de Gaza con 200 miembros. En junio de 2007, uno de los miembros de la iglesia se convirtió como el primer mártir conocido allí. Después de haber cerrado la librería de la Sociedad Bíblica una noche, Rami Khader Ayyad fue secuestrado y llevado rápidamente en un vehículo, y en los siguientes días su cadáver fue hallado acribillado a tiros y con indicios de tortura. La librería en sí fue atacada con bombas incendiarias. Su esposa Pauline y sus tres hijos sobrevivieron. Hamas prometió investigar los delitos, pero dice que ningún grupo se hizo responsable y entonces los infractores no podían ser llevados ante la justicia.

Los musulmanes que se hayan convertido al cristianismo son aún más vulnerables a ser perseguidos. El antiguo terrorista, conocido como "el carnicero de Arafat", Tass Abu Saada, conoce de conversos en Gaza que según él deben permanecer totalmente escondidos. El mismo Abu Saada ya no reside más allí.

En resumidas cuentas, los cristianos gazatíes están atrapados entre la espada y la pared. Su plena expresión de fe, cultura y teología les puede costar la vida. Algunos comentaristas, tales como Francesca Giovannini de la Universidad de California Berkeley y el periodista árabe israelí Khaled Abu Toameh, han descrito la "talibanización" de Gaza.

Justus Reid Weiner, un abogado e investigador en el Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén, afirma que el futuro de la comunidad cristiana está en juego, especialmente si se establece el estado palestino.

"Un estado palestino puede que conlleve a la creación de otro estado musulmán donde las minorías son brutalmente perseguidas hasta que sus segmentos principales emigren," escribió Weiner. "El trato y el destino de los cristianos palestinos es una prueba definitiva de la verdadera naturaleza del gobierno palestino."

La visita del cardenal británico fue tanto alentadora como bíblica para los cristianos allí:

"Continúen recordando a aquellos encarcelados como si estuvieran con ellos en la cárcel, y aquellos que son maltratados como si ustedes mismos estuvieran sufriendo." Hebreos 13:3

Open Doors invita a la iglesia a orar:

  • Por cristianos en territorios palestinos para que brille su luz en medio del conflicto;

  • Por cristianos que viven su fe a diario en absoluto secreto en Gaza por temor a represalias;

  • Para que la presión de convertirse al islam resulte en el fortalecimiento de la fe de los cristianos.