Las fuerzas israelíes respondieron con fuerza letal a un ataque por un grupo afiliado a ISIS en Noviembre, en la frontera con Siria, al este del Mar de Galilea. No hubieron heridos israelíes, pero los cuatro militantes resultaron muertos.

Los militantes se dirigieron contra soldados de la Brigada Golani de las FDI entre Avnei Eitan y el pueblo sirio de Tasil con pequeñas armas y fuego de mortero de un vehículo grande. Los soldados israelíes estaban llevando a cabo una operación del lado sirio de la valla fronteriza pero todavía se encontraban dentro de territorio israelí, de acuerdo al ejército. Las tropas respondieron con armas pequeñas antes de que la Fuerza Aérea Israelí destruyera al vehículo armado con los combatientes adentro.

Desde que la guerra civil siria comenzó, un número de cohetes perdidos han caído en territorio israelí, aunque ninguno de ellos se ha considerado deliberado.

Israel define al Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS), originalmente un grupo disidente de Al Qaeda, como una amenaza menor que Irán y Hezbolá, pero no obstante peligrosa. Las FDI ha identificado a estos militantes como miembros del Ejército de Khalid ibn al-Walid, antes conocido como la Brigada de los Mártires de Yarmouk.

La escaramuza pudo haber resultado como un malentendido del acuerdo en el que la valla fronteriza en sí no delimita el final absoluto del territorio israelí. Los combatientes de ISIS puede que hayan interpretado la acción de las FDI como una violación territorial, pero Israel sostiene que no hubo violación.

Si esto fue un ataque no provocado, plantea la pregunta si o bien fue aleatorio y no autorizado o bien es parte de una estrategia más grande del ISIS debilitante para arrastrar a Israel a su conflicto en Siria e Iraq. Durante la Primera Guerra de Iraq en 1990, Saddam Hussein lanzó 39 misiles balísticos modificados tipo Scud hacia Israel en lo que se percibió como un intento a provocar una respuesta israelí, con el resultado previsto de unir al mundo árabe contra el enemigo común, Israel, y así desviar la atención de los aliados de derrotar a Iraq. Bajo presión de América y la administración de George Bush, Israel no respondió.

ISIS puedo haber tenido la esperanza de lograr lo mismo: causar que Israel se defendiera, un acto que podría resultar en una respuesta árabe más amplia. Por ahora, el mundo árabe es una "casa dividida" en cuanto a la guerra siria, la cual va bien avanzada en su sexto año, además del levantamiento general de ISIS y la guerra que se libra en Yemen por dos años.

La apertura de un nuevo frente contra Israel en el Golán, sea respaldado por Irán vía Hezbolá, o por ISIS, añadiría a la tensión existente con los palestinos y las amenazas recientes implicadas por el nuevo presidente del Líbano, como lo reportó Kehila News. Los participantes de esta saga en desarrollo se asemejan a aquellos en la guerra descrita en el Salmo 83. La oración del salmista es por una victoria rápida y contundente a favor de Israel y para que como resultado las naciones vecinas "busquen tu nombre, oh Jehová...Altísimo sobre toda la tierra." Salmo 83:16-18