El Pastor Saleem Shalash nació y creció en Nazaret en la fe católica, y asistió a la Universidad Hebrea para ser un agente de viajes. Durante su vida, ha tenido varios trabajos seculares incluyendo el servir como policía voluntario.

El 6 de agosto de 1994 Saleem aceptó a Jesús en su corazón. Un amigo que había compartido con él murió en un accidente de tráfico. En sus propias palabras dice: “uno murió y otro nació de nuevo”.

Le pidió a Jesús que le mostrase Su camino y Su voluntad para su vida. Primero, asistió a la iglesia nazarena y sirvió como líder de alabanza. Luego asistió a la iglesia bautista. Estudió en el Colegio Bíblico de Belén y también en el Colegio de la Biblia de Israel. Recibió su licenciatura y dos maestrías (en teología y estudios pastorales), y actualmente está haciendo su doctorado.

El 20 de septiembre del 2009, Saleem sintió empezar un pequeño estudio bíblico en su casa. No tenía ambiciones ni pensamientos de ser pastor. Sencillamente sintió que Dios le llevó a abrir su casa. Según él, no es un hombre que es fácilmente convencido y necesita tiempo para comprobar si sus impresiones son verdad. Entonces, empezó el estudio con 20 personas y pronto creció al punto que necesitaban un lugar más grande en el que reunirse.

En este momento, el Señor le dijo que necesitaba arrendar un lugar más grande. Cuando se preguntó como lo pagaría, la respuesta llegó con total claridad: “¡Sólo hazlo!”

Saleem dijo que era como caminar sobre el agua, pero durante dos años la renta se cubrió por completo. El grupo no recoge ofrenda, sino que ponen una caja cerca de la puerta y el que quiera dar, da; es así de sencillo.

Después de un tiempo el estudio creció a unas 60-70 personas, y de nuevo Saleem fue al Señor preocupado por los contratos, la cárcel y cualquier otro peligro posible. Una vez más, el Señor habló a su corazón: “este no es asunto tuyo, es el mío”.

Una noche, la esposa de Saleem tuvo un sueño sobre la iglesia que iban a construir. Saleem pensaba que sería completamente imposible ya que el lugar necesitaba tanto trabajo.

Aun así, le presentó su idea a los ancianos que estaban sorprendidos pero, debido a su amor y confianza en Saleem, oraron y decidieron que en verdad ¡esto era de Dios!

Todos pasaron dos meses trabajando. Construyeron escaleras, renovaron habitaciones, hicieron una escuela dominical y ahora el arriendo era $1,200 por mes y, de nuevo, ¡se cubría cada mes!

Es importante destacar que la esposa de Saleem, Nisreen, forma parte integral de la iglesia, y que entre muchas cosas dirige una reunión de mujeres el primer jueves de cada mes, y su suegro es uno de los ancianos.

La iglesia, con el nombre apropiado de Iglesia Casa de Jesús el Rey, se enfoca en el evangelismo, y todos llegan con un propósito. La idea no es sencillamente ser bendecido sino ser una bendición para otros.

Su visión es crecer en la gracia y el conocimiento de Dios, formar líderes y no seguidores, y estar orientados hacia proyectos.

[caption id="attachment_23154" align="alignleft" width="242"]Saleem, his wife Nisreen, and their two children Saleem, su esposa Nisreen y sus dos hijos[/caption]

Algunos de los proyectos son: proveer mochilas escolares a familias judías y árabes en Nazaret. Empezaron con 20 mochilas y ahora proveen 100. Dentro de cada mochila la iglesia incluye un estuche y una carta titulada: “¿Dónde vas a pasar la eternidad?”

Durante el tiempo de Navidad, se proveen 140 paquetes de comida. Estos incluyen no sólo comida, sino Biblias, chocolates y la misma carta.

La iglesia también imprime calendarios, con una escritura alentadora para cada día. En estos calendarios que se regalan gratuitamente, los que los reciben pueden ver los datos para contactar a la iglesia y recibir consejería.

La noche de Navidad, los miembros de la iglesia visitan tres hospitales. Visitan el departamento de los niños y reparten juguetes, un juguete se le da a cada niño que se encuentran.

La congregación también visita dos residencias para ancianos. Reparten mantas calientes y comparten el mensaje de salvación. Hasta ahora, cuatro ancianos han aceptado a Jesús.

En las palabras de Saleem: “tenemos que estar enfocados en el evangelismo. La iglesia debe ir a la gente, en vez de esperar que la gente venga a la iglesia. ¡La iglesia puede ser como un acuario y nos olvidamos del mar!”

La iglesia se reúne los sábados por la noche y los miércoles. Cada miércoles alterno, hay estudio bíblico y alabanza.

Además, la iglesia ha empezado a ofrecer clases de teología (nivel de licenciatura) cada viernes por la noche.

Durante mi conversación con el Pastor Saleem, fue comunicativo, abierto y honesto, y tan solo después de unos momentos sentí que lo había conocido por mucho tiempo. Me preguntaba, como judío creyente familiarizado con los problemas que algunos de los palestinos tienen, donde Saleem estaba parado con respecto a Israel y las promesas de pacto de Dios a su favor.

En este momento de nuestra entrevista, Saleem habló con una gran cantidad de pasión.

“¿Por qué todavía existe Israel?¿Por qué tanta gente intenta destruir a Israel? Si las promesas de Dios a Israel ya no existen, ¿cómo podemos confiar en cualquiera de Sus promesas? Si Dios cambia de parecer tenemos un gran problema.”

Continua: ¿Y qué de Romanos 11? ¿Por qué hay tantos ganadores del premio Nobel? ¿Cómo alguien puede pensar en boicotear a Israel? ¡Tira tu control remoto! ¡Borra tu Facebook y tira tus vaqueros! ¡Tira tu cámara y tus vídeos por la ventana!

“12 millones de judíos no son bendecidos a causa de Abraham. ¡Son bendecidos a causa de Dios!”

Saleem quiere saber cómo puede ser una luz para el pueblo judío. El quiere que el pueblo judío sepa que Jesús es su Mesías. Él es su Jesús.

Saleem quiere estar asociado con el plan de Dios, y durante nuestra conversación citó muchos versículos. Habló de la entrega de la ley en Éxodo 19. Habló sobre Gálatas 3 y Romanos 3. Saleem cree que las promesas de pacto de Dios a Su pueblo son reales a causa del carácter de Dios.

Tiene muchos amigos judíos mesiánicos y está muy ansioso de provocar aquellos que no son creyentes a celos. Él quiere hacer al pueblo judío celoso por lo que les pertenece, y ha sido tomado por otra persona. Una vez más el tema de pacto y confianza era muy obvio.

Saleem no cobra un salario como pastor de la iglesia. Aun así la iglesia sigue pagando el arriendo y necesita ayuda de forma regular, ya que están dedicados, completa y enteramente, a cumplir lo que hay en el corazón de Dios.

Durante toda la entrevista, me encontré deseando vivir más cerca de Nazaret y hablar árabe. Esta es una congregación en la que uno puede crecer y servir. Esto es real.