“¿Cuál es tu pasión?” le preguntaron a Orna una vez. Esta pregunta la llevó directo al llamado de Dios sobre su vida. “Mi pasión es ver a la Israel viuda restaurada,” ella cuenta.

Y efectivamente, esta es la visión y el llamado que Dios ha puesto fuertemente en el corazón de Orna Grinman. Sobre esto es lo que “Ot OoMofet (el hebreo para “una señal y ejemplo”) se trata, un ministerio que Orna empezó en el 2003. Pero, ¿una viuda? ¿Cómo es que a Israel se le llama una viuda?

 

La definición bíblica de una viuda está muy lejos de la que le atribuimos hoy. En la Biblia, una viuda es una mujer, una ciudad y aún, un país que vive en ruinas, que no tiene a nadie que le ayude y nadie en quien apoyarse. La viudez hoy en día es un estado civil; pero en la Biblia describe una condición. Israel es llamada una viuda, no porque su Esposo haya muerto, de ninguna manera; sino porque como nación no lo reconocemos a Él como nuestro Esposo. Nos manejamos espiritualmente como una mujer abandonada que ha sido negada. Gradualmente Dios está quitando el reproche de nuestra viudez y Él viene a ser nuestro Esposo otra vez (Isa. 54:4-7). Durante siglos, Su amor hacia nosotros ha sido ocultado, pero ahora está siendo cambiado en un proceso glorioso histórico (v.8).

De muchas maneras, este proceso se está llevando a cabo a través de la ayuda de los gentiles que aman a Israel y creen en su lugar dentro de los planes de Dios. Esta es la razón por la cual Orna toma cualquier oportunidad para animar a los gentiles a tomar su lugar como una Ruth junto a su Noemí moderna, y no llegar a ser una Orfa en su relación con Israel (queriendo decir: caminar con ella una cierta distancia, pero a lo largo del camino darle la espalda y devolverse a su zona de confort, y fuera de la narrativa).

El trabajo principal de Ot OoMofet se lleva a cabo en Israel, mayormente en el Cuerpo Mesiánico. A través del entrenamiento, la educación y en formas prácticas, el equipo ayuda a sanar a aquellos que han sido quebrantados por la tragedia y las crisis. Hay paralelos interminables entre el quebrantamiento de Israel y entre el quebrantamiento de los miembros débiles del Cuerpo de Dios. Los diferentes programas de Ot OoMofet están diseñados para restaurar el quebrantamiento personal, y por medio de esto poder contribuir a la restauración de Israel. Estos programas se llevan a cabo en todo el país, a través de varios programas, y han producido resultados notables y duraderos a lo largo de los años.

El primer grupo de apoyo se lanzó en el 2004, mayormente con madres solteras. Desde entonces el ministerio se ha expandido y ha crecido, y ahora ofrece herramientas espirituales y emocionales no solo para madres quebrantadas, pero para cualquiera que busque plenitud y un caminar más profundo con Dios.

Su herramienta principal es un modelo a media escala del Tabernáculo de Moisés. Esto se enseña en un taller intensivo de discipulado que dura de 5 a 7 meses, llamado “Tejido en Oro”. Durante este taller, los participantes aprenden a entrar por la puerta estrecha, y a cómo caminar hasta el Lugar Santísimo. Al lado de cada pieza aprenden a aplicar en su corazón lo que los sacerdotes hacían externamente en el Templo. El Evangelio está siendo predicado en la Puerta y se logra la seguridad de salvación. Después, los participantes aprenden a purificar sus corazones a través de la sangre de Yeshua (en el altar de Bronce) y a lavar su entendimiento con el Agua de Vida (al lado de la Fuente). Las mentiras están siendo expuestas (en el Candelabro o Menorá) y son reemplazadas con la Verdad de Dios (en la Mesa de la Panes de la Proposición). Y así sucesivamente, hasta que llegan a una transformación duradera en el Lugar Santísimo.

 

[caption id="attachment_21903" align="alignright" width="350"]Brides-to-be in the "Libech" program Futuras esposas en el programa “Libech”[/caption]

Libech (“tu corazón”) es otro programa que Ot OoMofet dirige. Está enfocado en los corazones de las futuras esposas. Se les enseña a las chicas a escuchar a Dios y a manejar sus sentimientos y pensamientos negativos. Orna dice: “tomas un fin de semana entero para cambiar el enfoque de la novia de las listas de cosas por hacer, cortes de pelo y maquillaje, a la estética de sus corazones y el lugar de las novias delante de Dios. Al aplicar las herramientas que les enseñamos, las novias limpian sus corazones del resentimiento y los temores. Algunas de ellas aún dieron testimonio de tener un mayor amor por sus novios, y una seguridad de que estaban caminando en la voluntad de Dios, algo que no tenían antes del programa. Esta seguridad obviamente es crucial para el éxito y la salud de sus matrimonios.”

Orna continua: “al final de varios de nuestros programas tenemos una sensación de que hemos tocado la gloria de Dios, o más bien hemos visto Su gloria posar sobre una área vergonzosa en el corazón. Hemos visto víctimas de abuso sexual severo ser sanadas, al punto de que la intimidad dejó de ser atemorizante y un concepto negativo, y viene a ser algo deseado; también hemos visto matrimonios restaurados; gente con trasfondos psiquiátricos y un corazón hecho pedazos ser hechos íntegros; enfermedades físicas ser sanadas, y mucho más.”

Otro programa se llama “Campos blancos” y está diseñado para entrenar a trabajadores y a equipos de ministerio. Pablo enseña que son aquellos miembros del Cuerpo que consideramos menos honorables, que merecen mayor honra y protección (1 Cor. 12:23), mientras que los más presentables no lo necesitan (v.24).  Dios ha creado al Cuerpo de manera tan maravillosa, que Él ha dado mayor honra a esos miembros que carecen de honra y gloria. ¿Por qué? Para que nos cuidemos unos a otros. Si uno de nosotros sufre, todos los miembros sufren con él o con ella. Y cuando uno es honrado, todos los miembros pueden regocijarse con él (v.25-26). Este mandamiento desafía a los creyentes en todo el mundo a ver a los hermanos y hermanas quebrantados y necesitados como herramientas para un honor mayor, y no una carga. Ot OoMofet enseña como el quebrantamiento puede llegar a ser una oportunidad única para la gloria de Dios, y equipa a ministros con herramientas prácticas que hacen de esta verdad una realidad alcanzable.

Aunque el llamado y ministerio principal de Ot OoMofet es educacional y espiritual, también hay campo para la ayuda humanitaria. Hay cosas prácticas que todos podemos hacer para aliviar el sufrimiento de los miembros más débiles de nuestro Cuerpo. Luchan con una soledad profunda y con vergüenza, necesidades financiera crónicas, relaciones rotas, y así sucesivamente. Dios define “adoración pura e incontaminada” por la actitud y ayuda práctica que damos a las viudas y a los huérfanos, que simbolizan a aquellos que viven en los márgenes de la sociedad. Nuestra definición de adoración pura probablemente está enfocada en lo que hacemos para exaltar a Dios a través de canciones o oraciones, una vida pura, etc. Pero Santiago 1:27 da una definición interesante. Declara que nuestra verdadera adoración debe incluir visitar al necesitado en su tiempo de prueba. Este tipo de adoración requiere paciencia, un oído que escucha, y una relación con esa persona; de lo contrario ¿cómo sabríamos cuál es su verdadera necesidad y prueba? Por esta razón Ot OoMofet sigue entrenando a mentores de grupo, y organiza seminarios que ayudan a que los ministros aprendan cómo diagnosticar la necesidad verdadera de un corazón quebrantado, y cómo visitarlo de tal manera que conlleva a la victoria y no agote los recursos de la congregación.

Puedes aprender más acerca de Ot OoMofet, subscribirte a su blog y leer algunos artículos en profundidad sobre su trabajo y enseñanza en ornagriman.com.